El arte del graffiti y su popularidad de hoy en día

El arte no solo tiene un valor apreciativo desde lo visual como un medio recreativo, además aquellos que poseen maravillosos talentos para desempeñar o elaborar verdaderas obras de arte pueden contribuir con diferentes sectores de la sociedad para impulsarlos en la actividad que desempeñan.

Anteriormente se pensaba que los artistas del graffiti solo tenían espacio en las calles, en paredes abandonadas donde la única manera de expresar este arte era tomando espacios desolados, sin embargo este concepto fue cambiando cuando a medida de la evolución de la cultura se fue incorporando este importante talento dentro del medio cultural para hacerse de su propio espacio y tener algo maravilloso que ofrecer fuera de las calles y en ellas también.

Un grafitero profesional es aquel capaz de transmitir un mensaje por medio de una pintura en la pared o un mural utilizando principalmente pinturas en aerosol, este tipo de pinturas suelen ser en paredes amplias y pueden hacerse en interiores o exteriores.

Diferentes escenarios donde se utiliza el graffiti

Espacios o instituciones públicas

Si se trata de un trabajo cuyo objetivo sea impactar a la sociedad positivamente, la receptividad puede ser amplia y además bien recibida. En espacios abiertos como parques es posible encontrar uno de estos haciendo uso de la temática del parque para llevar el mensaje; también en instituciones públicas, colegios y demás.

Eventos

Si quieres hacer de tu evento algo inolvidable, el graffiti puede ser uno de tus aliados para lograrlo en concordancia con el tema y la decoración, el toque urbano del graffiti puede sellar la originalidad de tu propuesta. Completa la decoración y ambientación de tu fiesta con este arte muy poco usado para este tipo de propuestas pero al que se le puede sacar mucho provecho y al mismo tiempo te permitirá dejar una importante huella y recuerdo en la memoria de los asistentes.

Empresas

Este tipo de arte se adapta a cualquier empresa sin importar el concepto o producto que comercialice, son ideales para lanzamientos, aperturas y tiendas donde los clientes puedan apreciar la mezcla entre un buen producto y el arte.

Cada día son más las empresas que contratan a los artistas del graffiti por la particularidad de que pueden tomar cualquier idea dependiendo el concepto de la empresa y adaptarlos a este arte en el cual lo urbano y lo artístico convergen.

Espacios particulares

Desde el punto de vista de decoración y diseño también es viable usar esta opción para los más atrevidos, cualquier idea puede ser adaptada y desarrollada por profesionales de esta materia.

Objetivos del arte del graffiti

  • Transmitir un mensaje, idea, o pensamiento por medio de una pintura a través de una obra de arte.
  • En décadas pasadas y aun en el presente, grafiteros de las calles los han usado como medio de protesta para hacer notar el malestar colectivo.
  • El mensaje que se lleva a cabo por medio de un mural o graffiti es algo original y único, por lo tanto le dará estas mismas cualidades al medio que lo use, ya sea empresa o marca.
  • Llamar la atención de todo tipo de público por medio de esta propuesta poco común que marca la diferencia en relación a otras estrategias de arte comunicativo.
  • Este arte permite recuperar y transformar espacios abandonados y darles un nuevo ambiente de renuevo, cultura y belleza.
  • Si quieres potenciar una imagen o usarlo como medio de campaña para un lanzamiento, entonces habrás escogido una excelente opción.

Graffiti en Zaragoza

Si estas en Zaragoza y te interesaría contratar los servicios profesionales de un grafitero, puedes contar con el grupo de Entintarte, en donde un número importante de artistas a disposición de los pedidos y proyectos que necesites llevar a cabo sabrán hacerte una propuesta con las opciones más viables para lo que estas buscando.

No importan si aun no tienes una idea clara, el equipo de profesionales de esta empresa pondrá a tu disposición toda su creatividad para poner a tu disposición la mejor alternativa y satisfacer tus necesidades.

El graffiti ha dejado y sigue dejando una huella a nivel mundial, deja que haga lo mismo dentro de tu empresa, evento e idea particular.

El arte de las pinturas en miniatura

pinturas en miniatura

Una pintura en miniatura es una pintura muy pequeña y detallada. La pequeñez puede variar entre las distintas sociedades, pero por regla general, es que para calificar como pintura en miniatura, no debe tener más de 25 pulgadas cuadradas. Una miniatura de estilo tradicional no se trata solo de tamaño, sino también del nivel de detalle en la pintura.

Es el detalle lo que diferencia una miniatura de un cuadro pequeño; si lo miras a través de una lupa, verás marcas de pincel extremadamente finas con cada detalle reducido y miniaturizado. Las técnicas utilizadas incluyen eclosión, punteado y vidriado. La composición, la perspectiva y el color son tan importantes como en las pinturas más grandes.

De hecho, en un la esquina de una habitación del mundo, hay un pintor sentado con su caballete, entrecerrando los ojos mientras mira con una lámpara de aumento, trabajando con pinceles muy puntiagudos para representar pequeñas obras de arte que se pueden sostener en la palma de la mano.

¿Cuál es el origen de las pinturas en miniatura?

Los orígenes del término “miniatura” no tienen nada que ver con el tamaño. Más bien, se dice que proviene de las palabras “minium” usada para la pintura de plomo roja que se empleaba en manuscritos iluminados durante la época del Renacimiento y “miniare” palabra en latín para “colorear con plomo rojo”. Originalmente, el término se aplicaba solo a pinturas realizadas en acuarela sobre vitela, parte de los libros hechos a mano, pero se expandió para cubrir cualquier terreno.

En la década de 1520 en Europa, los retratos en miniatura empezaron a usarse como joyas, en medallones y broches, particularmente en Francia e Inglaterra. Las miniaturas fueron especialmente populares en los siglos XVI y XVII. Pero esto no quiere decir que sea una forma de arte extinta, ni mucho menos. Por el contrario, todavía existen artistas hoy en día que se especializan en pintar miniaturas por encargo como es el caso de Fernando miniaturas, un joven que lleva años trabajando como freelancer y pintando una enorme cantidad de miniaturas.

¿Cómo han cambiado las pinturas en miniatura con el pasar de los años?

A lo largo de los años, el arte en miniatura ha evolucionado para abarcar todo tipo de tendencias e ideas. Artistas de todo el mundo utilizan muchos medios y superficies diferentes para una mayor variedad de temas. La palabra miniatura ha pasado a ser de uso común como resultado directo de esas primeras pinturas para describir algo reducido pero “perfectamente formado”.

Las miniaturas han sido muy populares con el paso del tiempo, abriéndoles paso a muchos artistas especializados en el campo. Un fuerte resurgimiento del interés durante los últimos treinta años, ha llevado a un número creciente de exposiciones en galerías y coleccionistas, así como una mayor apreciación del género. ¡Y cómo no! Si podemos verlas en escenografías, juegos, maquetas, personajes de anime y hasta superhéroes.

Esta forma de arte no se trata solo de simples objetos curiosos, las pinturas en miniatura son hermosas obras de arte a pequeña escala. A día de hoy, hay estrictas reglas para su realización cuando son exhibidas antes las sociedades del mundo. Sin embargo, depende del artista o coleccionista representar estas pequeñas obras de la forma más exquisita e íntima, para que se puedan adaptar fácilmente a un grupo o una colección de arte original.

Cualquiera que desee aprender este oficio puede tomar cursos en línea vía Skype o Hangout en donde un equipo de profesionales te compartirá sus mejores técnicas.

Si eres un aficionado puedes seguir estos simples pasos para empezar a adentrarte en el mundo de las pinturas en miniatura.

Consejos de pintura en miniatura para principiantes

  • Aumenta tu área de trabajo: Cuando pintes una miniatura, pega o engrapa un trozo de papel o cartón a una superficie firme que sea una pulgada más grande que tu pintura. El exceso de espacio te dará la libertad de mover la pintura mientras trabajas en ella y a no meter tus manos en la pintura húmeda. Cuando la pintura esté completamente seca, usa un cortador para quitar el exceso de cartón o papel y estará lista para enmarcar.
  • Pincel: El pincel ideal debe tener una punta muy fina pero la capacidad de contener una buena cantidad de pintura para que no tengas que seguir sumergiéndolo en pintura fresca. Fíjate no solo en lo afilado de sus pelos, sino también en qué tan gruesa es la barriga del pincel.
  • Mano firme: Si tu mano tiembla, te será muy difícil agregar pequeños detalles. Intenta estabilizarla apoyando el dedo meñique o el costado de la mano junto a la pintura. O coloca la otra mano debajo de ella como apoyo. Como el área en la que estás trabajando no es muy grande, no es necesario que muevas todo el brazo para pintar.