Archivar en mayo 13, 2021

Conozca los beneficios de usar pajitas de acero inoxidable

El plástico está hecho de combustible fósil no renovable (aceite). En general, la contaminación generada por la fabricación de plástico daña y mata una amplia gama de vida marina. Sin embargo, más específicamente, las pajitas hechas de plástico se suman a esta contaminación y provocan un daño ambiental irrevocable.

Una forma de ayudar a reducir el efecto que el plástico está teniendo en el medio ambiente es usar pajitas acero inoxidable en vez de las normales.

Pero primero, ¿por qué las pajitas? Sin duda, usarlas es más higiénico en los restaurantes, y además protegen tus dientes de quedar impregnados de café y/o jugos que erosionan tu esmalte.

No obstante, las pajitas de plástico baratas pueden soltar sustancias nocivas para la salud,haciéndolas tan malas para las humanos como para el medio ambiente. Por eso es necesario comenzar a deshacerse de ellas. Y, en cuanto a las pajitas de acero inoxidable, están empezando a aparecer por todas partes, y algunas son más baratas que otras.

El acero inoxidable es el material duradero más básico que resiste la oxidación y la corrosión. Hecha de un material de calidad, una pajita de acero inoxidable es una opción segura y asequible para sus bebidas. Además, es resistente al calor, los arañazos y los ácidos grasos y sulfúricos de los alimentos y bebidas.

Beneficios de usar pajitas de acero inoxidable

1. Seguras y duraderas

Las alternativas al plástico también incluyen vidrio y bambú. Pero hay algunas cosas que debe tener en cuenta antes de comprarlas. El vidrio puede romperse, convirtiéndose en un serio problema de seguridad. Por otro lado, el bambú, que también puede romperse, tiene superficies estriadas y porosas, lo que dificulta su limpieza y mantenimiento. Ahora, una pajita hecha de metal, como el acero inoxidable, no se rompe, no se oxida y es fácil de limpiar.

2. De fácil mantenimiento

A diferencia del plástico, este tipo de pajita se puede lavar en el lavavajillas. Simplemente requiere que las enjuagues y las coloques en él. Alternativamente, dado que la mayoría de las pajitas vienen con cepillos, limpiarlas a mano con agua y jabón es muy sencillo.

3. Portátiles

Son perfectas para usar en el parque, en un picnic o en el trabajo. Además, dado que son fuertes, no se romperán cuando se guarden, lo que las hace ideales para cualquier uso fuera del hogar. Los niños incluso pueden usarlos en el automóvil en un viaje por carretera por la tarde.

4. Reutilizables

Dado que el petróleo está ampliamente disponible, los artículos de plástico son sencillos y baratos de fabricar. Debido a esto, el uso copioso de artículos plásticos da como resultado grandes cantidades de desechos, lo que tiene efectos dañinos generalizados en el medio ambiente.

La buena noticia es que una pajita de acero inoxidable, por ejemplo, está hecha para usarse una y otra vez. Es muy duradera y puede eliminar por completo la necesidad de usar cientos de pajitas plásticas. Mantenerlas limpias le asegura un uso conveniente durante años.

5. Ecológicas

Cada vez que se fabrican plásticos se liberan humos y productos químicos tóxicos. Muchos de estos subproductos dañinos terminan contaminando la tierra, el aire y el agua.

Además, si se desecha de forma inadecuada, una pajita de plástico puede terminar en un lago u océano, provocando efectos devastadores en los ecosistemas y la vida marina. Por ejemplo, las partículas de plástico ahogan a los animales marinos que los confunden con comida y pueden obstruir las branquias de los peces, impidiendo la capacidad de la criatura para respirar normalmente.

De modo contrario, una pajita reutilizable puede ayudar directamente a mitigar estos horribles efectos. La contaminación que resulta de la fabricación de plástico se puede reducir porque se reduce la necesidad de plástico.

6. Disminuye el número de residuos que termina en vertederos

Los residuos plásticos son uno de los principales tipos de residuos que terminan en el vertedero. De hecho, de las 335 millones de toneladas métricas de plástico que se fabrican anualmente, solo una pequeña parte se recicla. Esto significa que el resto del plástico no reciclado acaba en vertederos.

Aparte, el plástico puede tardar hasta 1.000 años en descomponerse. Durante este tiempo, los productos químicos pueden filtrarse al suelo y contaminar el suelo, el agua y la atmósfera.

7. Menos costos ambientales y de limpieza

Las pajitas de plástico son un artículo que se usa una vez y se tira. Con el tiempo, los costos se acumulan. También hay que considerar los costos ambientales. Por ejemplo, los gobiernos deben gastar grandes cantidades de dinero para limpiar los vertederos y deshacerse de los artículos de plástico. Las alternativas de plástico, como el metal, son reutilizables y disminuyen los costos financieros generales de la limpieza, liberando ese dinero para usarlo en otra parte.