Home

¿Es posible el remover un hechizo de amor?

Hoy en día, es algo bastante común que se lleven a cabo Amarres de amor para conseguir que las personas que se han separado vuelvan a estar nuevamente unidas. Esto tiene como consecuencia que puedan haber muchas personas que pueden llegar a estar bajo los efectos de uno de estos poderosos hechizos.

Muchas personas ni siquiera llegan a darse cuenta de que están bajo sus efectos. En el día de hoy, vamos a hablarte un poco al respecto de los amarres de amor, y de la forma en la que puedes eliminar o borrar un hechizo de amor que haya sido conjurado en tu contra.

¿Puedo darme cuenta que estoy bajo los efectos de un hechizo de amor?

En primer lugar, los hechizos de amor están diseñados para que la persona que está bajo sus efectos no pueda darse cuenta. Sin embargo, es muy importante tener en consideración que hay formas en las que puedes confirmar esto en el caso de que sea cierto. Por ejemplo, puedes optar por recurrir a la la ayuda de un profesional para que este pueda determinar si realmente estás siendo víctima de un amarre o hechizo de amor.

¿Es posible eliminar un hechizo de amor?

Seguramente te preguntes si es posible es realizar un contra hechizo o una limpieza para poder eliminar un hechizo o amarre de amor que haya conjurado sobre ti. La respuesta es sí, sin embargo, va a depender también del tipo de conjuro que hayan realizado y del poder que tenga el vidente que hayas elegido.

Hay algunos hechizos que son realmente poderosos y que no son demasiado fáciles de romper, un ejemplo de esto son los hechizos y amarres realizados con vudú. Estos generalmente son sumamente poderosos y no cualquier vidente o hechicero será capaz de removerlo satisfactoriamente.

Lo ideal es que la persona que lo intenta retirar conjure un hechizo muy poderoso de limpieza para poder contrarrestarlo. Sin embargo, si se trata de un hechizo casero o de bajo poder, es probable que puedas hacerlo incluso tu mismo.

Eliminar un hechizo con agua de hierro

Una forma de eliminar una maldición o un hechizo no deseado es utilizar agua de hierro en una botella de spray. No se trataba de una maldición, pero el hechizo que tenía Josh era muy fuerte y justificaba el uso de un fuerte “limpiador”.

El agua de hierro es fácil de hacer. Necesitas un trozo de hierro oxidado en un recipiente. Cúbrelo con agua y déjalo en el alféizar de una ventana durante los tres días de la luna oscura hasta que el óxido lo convierta en un color marrón sucio. La luna oscura es el periodo inmediatamente anterior a la luna nueva. Es posible que tengas que consultar una aplicación o un calendario para determinar cuándo se produce la luna oscura.

Decanta el agua en una botella de spray y rocíala por toda la casa. Josh hizo esto y también roció un poco del agua oxidada sobre sí mismo y su ropa.

Notó que el interés de su novia por él disminuía bastante y parecía reacia a pasar tiempo en su apartamento. Sin embargo, el hechizo no se había disipado del todo, ya que ella seguía enviándole mensajes de texto y concertando citas.

Receta para el agua de hierro con infusión de luna que rompe la maldición y elimina el hechizo

Ingredientes

  • Una taza de agua (puede ser agua de lluvia o del grifo)
  • Un trozo pequeño de hierro oxidado, como un clavo viejo (puedes encontrar algo adecuado mientras das un paseo)
  • Un recipiente de vidrio con tapa (un frasco es ideal).

Método

  • Coloca el hierro oxidado en el tarro.
  • Vierte el agua limpia sobre él hasta casi llenarlo.
  • Pon la tapa.
  • Déjalo en el alféizar de la ventana, o en el exterior, durante tres días de luna oscura, o hasta que el agua tenga un tinte marrón amarillento.
  • Decántalo en una botella de spray, desechando la plancha.

Pulveriza alrededor de tu casa para eliminar maldiciones, hechizos y para proporcionar protección personal. Mantén tu intención claramente mientras lo haces. El agua de hierro puede ser todo lo que necesitas para resolver el problema. Puedes aplicarte un poco en la piel y en la ropa, pero ten cuidado porque las marcas de óxido no se desprenden de la ropa, así que evita las camisetas blancas.

El tercer ojo: ¿Qué es y cuáles son sus señales?

Tercer ojo

El tercer ojo es uno de los temas más importantes de la clarividencia. Se trata de un requisito para poder desempeñar esta labor con eficacia, hacer conjuros de magia blanca y mucho más. De ese modo, es un talento anhelado por una gran cantidad de personas.

Pero es innegable que muchas veces se desconoce en qué consiste realmente este elemento. Para resolver cualquier duda vamos a definirlo. Y adicional a eso, te revelaremos cuáles son las señales de que está presente en ti, para que sepas reconocer si lo has desarrollado.

¿Qué es el tercer ojo?

El tercer ojo hace referencia a un ojo simbólico o invisible que le brinda a su usuario la capacidad de ver más allá de lo evidente. En otras palabras, lo dota de un alto nivel de percepción, con el cual se abre para él un mundo nuevo que los demás no pueden ver.

Siendo de ese modo, queda claro por qué es un requisito dentro de la clarividencia. Quien posee un tercer ojo puede detectar los hilos tras los sucesos que afectan a otras personas. Por lo tanto, cuenta con una capacidad para desempeñar las labores de un vidente como debe ser.

El falso tercer ojo

Ya dijimos que este elemento no es visible, así que no es algo que otros puedan detectar. Gracias a ello puedes pasar desapercibido. Por desgracia, algunos se aprovechan de ese detalle para afirmar que han desarrollado este ojo.

Sin embargo, toda persona que desarrolle esta capacidad se destacará por ser muy perspicaz. Por consiguiente, si alguien dice tener el ojo, podrás verificar que es verdad fijándote en sus juicios y comentarios.

Señales de que estás desarrollando el tercer ojo

El tercer ojo, aunque no es detectable, sí va dando señales en la persona a medida que se va desarrollando. Algunas de ellas son más fáciles de notar que otras. Sea como sea, presta atención a cada una para que puedas identificar tu clarividencia:

Intuición más desarrollada

Esta señal es la más obvia. Cuando aparece el tercer ojo la intuición se dispara repentinamente. En consecuencia, empiezas a notar cosas, sucesos y situaciones que antes ni siquiera percibías.

Quizás el máximo rasgo de esta señal es que comienzas a presentir lo que está a punto de pasar. Esto se debe a que el ojo te permite hacer una lectura del presente y del tiempo que las personas normales no podrían realizar, y es a partir de ella como puedes adivinar qué será lo siguiente.

Por otro lado, tu sentido del bien y del mal se fortalece. Parte de la clarividencia es precisamente reconocer y distinguir las buenas energías de las malas. Con el tercer ojo esto se volverá muy sencillo para ti, sin importar a quién tengas en frente.

Presión fuerte en la zona del entrecejo

Aquí ya estamos ante una señal física, y en ocasiones un poco molesta. La aparición del tercer ojo suele traer también un ligero dolor en la zona que está entre las cejas. No es una coincidencia, sino todo lo contrario: es precisamente allí donde se concentra su poder.

La sensación de dolor es parecida a un apretón muy fuerte. En otros casos se ha sabido que en vez de eso se siente un calor intenso que casi llega a quemar. Sea uno o sea el otro, lo cierto es que la intensidad es un rasgo en común.

Por supuesto, este problema se mantiene durante los primeros meses. Mientras más se desarrolle tu clarividencia mediante el tercer ojo, menos molestia sentirás. Simplemente ten paciencia.

Sensibilidad a la luz

Esta señal es la menos notable, pero no por ello podemos pasarla por alto. Cuando el tercer ojo empieza a desarrollarse, la sensibilidad a todos los tipos de luz se multiplica considerablemente.

En ciertas personas el aumento llega a ser extremo, mientras que en otras es más tolerable. De igual forma, es común que los colores se comiencen a ver más brillantes de lo usual.

El punto con esta señal es que si la dominas y la resistes puedes adaptarte en muy poco tiempo. Y si lo logras, puedes acabar adelantando el desarrollo de tu tercer ojo.